Tours en español
Traslados aeropuerto
Viajes en oferta
Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Vuelos baratos

Timos en Pekín

Aunque a nosotros no nos ha sucedido todo esto, hemos tratado de recoger las experiencias de múltiples viajeros que han sufrido estos engaños. Vamos a ver cuáles son los más populares:

Los estudiantes y la tetería

El timo consiste en que se acercan 2 o 3 personas jóvenes (estudiantes) que, con la excusa de querer mejorar su inglés, acaban llevándoos a una tetería cercana en la que os dan a probar diferentes tipos de té y dulces típicos. La sorpresa llega con la cuenta, que puede superar los 3.000 o 4.000 yuanes.

Este timo se da especialmente en los alrededores de la Plaza de Tian'anmen, principalmente en la puerta de entrada a la Ciudad Prohibida. Evitarlo es tan sencillo como decirles que si queréis podéis hablar en un banco o en la calle, si están para engañar, no les gustará la propuesta.

Taxistas ilegales

A pesar de que en Pekín no abundan mucho, coged sólo los taxis rotulados. Si tomáis uno ilegal el taxímetro subirá de forma desmesurada o simplemente no tendrá taxímetro y os pedirán una exageración. Los taxistas ilegales suelen estar esperando en el aeropuerto y según paséis la sala de recogida de equipajes os ofrecerán su servicio "taxi, taxi...". No les hagáis caso y continuad hasta la parada de taxis, donde los taxis rotulados están esperando.

Conductores de rickshaw mentirosos

Rickshaws esperando presas
Rickshaws esperando presas

En ocasiones los conductores de rickshaw se inventan las distancias para vender sus servicios. Por ejemplo, al salir de la estación de metro que está junto al Templo del Cielo, os indicarán que éste está en otra dirección, muy lejos y que si queréis que os lleven. Caminando en dirección contraria encontraréis la entrada a 20 metros.

Comerciales desinteresados

También es posible que encontréis a ciertas personas en la entrada de restaurantes conocidos y os digan que están llenos, cerrados o similar. Por supuesto, os recomendarán una alternativa. No hagáis caso y comprobadlo vosotros mismos.

Billetes falsos

Aunque cada vez hay menos billetes falsos en circulación, los propios chinos siempre comprueban la validez de los billetes cuando les pagas. Si tenéis sospechas de que os puedan haber dado un billete falso, tocad el hombro de Mao, la tinta tiene que hacer pequeños surcos.

La galería de arte

Aunque esto no podemos considerarlo un timo, es arriesgarse a estar en una situación comprometida. Consiste en que alguna persona os diga que hay una exposición de arte de algún amigo, familiar o conocido, una vez que os lleven allí harán lo posible para que compréis un cuadro.